10.4- Entrevista a Adrían Giménez Martos, huelguista de RENFE

por Iván Martín García


Resumen: En esta ocasión vais a leer una entrevista a Adrian el cual nos va a comentar porque están en huelga en Barcelona, antes de comenzar con la entrevista nos ha contado un poco su vida en Renfe. Para comenzar ha trabajado en Renfe Viajeros desde 2009, cuando aún era Renfe-Operadora, en al ámbito de comercial (taquillas). El padre de una amiga de Adrian, que estaba trabajando de interventor en Renfe, le comentó que después de más de 20 años sin contrataciones, Renfe había vuelto a abrir procesos de contratación de personal externo. Entró un poco de rebote, cuando aún estaba cursando un máster de dirección de marketing, con la idea de probar mientras acababa los estudios. Tras recibir las "maravillosas" ofertas de trabajo que se publicaban en la bolsa de empleo que tanto publicitaba la escuela de negocios al ofrecer sus cursos, decidió quedarse en Renfe. La verdad es que, con perspectiva, cree que tomó la decisión adecuada. Dos años más tarde, una excompañera de taquillas, que acababa de realizar el curso de conducción de vehículos ferroviarios, le informó de que, si estaba interesado, Renfe iba a abrir una nueva convocatoria de formación de conductores a través de su escuela técnica.

Para acceder, los requisitos son disponer de estudios de nivel de bachillerato, superar un test psicofísico como se especifica en la orden FOM 679/2015 y abonar el importe del curso, que en su momento le costó 20.600€. Pidió un crédito al banco para poder costear el curso y asistía al mismo por las mañanas de 8 a 15 mientras trabajaba por las tardes de 15.15 a 22. Tuvo la infinita suerte de tener unos magníficos compañeros en taquilla que me cubrían la primera hora y cuarto de mi turno, que era de 14 a 22. Fue un año de auténtica locura.


Palabras claves: Renfe, huelga, Barcelona, Lucha, Clase, Trabajadora




1) ¿Por qué están en huelga?


Los trabajadores del colectivo de conducción en Renfe nos hemos declarado en huelga tras el enésimo menosprecio de la empresa por el sector ferroviario público. En absolutamente todos los núcleos de Cercanías, pero sobre todo en los núcleos urbanos más grandes como Madrid o Barcelona, el nivel de servicio es cada vez más deplorable: trenes a reventar de gente en hora punta, incidencias prácticamente todos los días que causan enfado entre nuestros clientes, falta de personal que motiva supresión de trenes, inseguridad en los trenes y estaciones por la noche y las madrugadas de fin de semana que afecta a trabajadores y clientes.


Renfe, desde hace muchos años, a pesar de revestirse de una pátina de empresa comprometida con la sociedad, ha iniciado un camino que la lleva a especializarse en los servicios que no son obligaciones de servicio público. Es algo que puede verse en el dinero que bochornosamente se ha inyectado en la alta velocidad, en detrimento de los servicios de cercanías o regionales, o en el interés en proyectos internacionales como el Haramain, el tren de AV de Texas, la compra del 50% de Leo Express, una compañía checa de transporte por ferrocarril y bus. Por otra parte, en el ámbito de Mercancías, Renfe ha cedido prácticamente todos los servicios de transporte a la iniciativa privada. ¿Su última apuesta? Crear una nueva empresa al 50% con capital privado para explotar un servicio de mercancías a la que cederían casi todas las cargas de trabajo.


Casualmente ahora que se encuentra en proceso de comprar 43 nuevas locomotoras por valor de 500 millones de euros. Jugada maestra, la nueva empresa con participación privada se queda las locomotoras y Renfe Mercancías se queda el pufo de 500 millones de deuda.



2) ¿Que están pidiendo?


Actualmente, los maquinistas en Renfe nos hemos puesto en huelga para reclamar, principalmente, que se retomen las circulaciones, tanto de viajeros como de mercancías, que se cancelaron con motivo de la pandemia y se han mantenido cancelados sin una excusa válida tras retomarse la normalidad en la actividad laboral previa a dicha crisis sociosanitaria.

Para ello, es indispensable que se pongan inmediatamente en marcha los acuerdos en materia de empleabilidad que se alcanzaron con la empresa en anteriores reuniones. Una de las excusas de la empresa es que la negativa del sindicato a que en cabina de conducción haya más de un alumno ha retrasado el proceso de contratación de nuevos maquinistas, cosa que es ridícula, porque en el 99% de ocasiones, un maquinista siempre ha llevado sólo a un alumno en prácticas, siendo una anormalidad que circulara con dos alumnos o más. No se han contratado más maquinistas por la falta de voluntad de la empresa para hacerlo.


Finalmente, una de nuestras reivindicaciones es que se mantenga el compromiso de no fragmentar Renfe ante los embates de los gobiernos regionalistas que, aprovechando la mala gestión de Renfe, pretenden trocear un servicio público para regalárselo a los capitales a los que sirven, tal y como ya han hecho con el sector de la educación o la sanidad.



3) ¿Desde hace cuánto tiempo es que están con esta lucha?


Esta huelga en concreto empezó el día 30 de septiembre por la noche y tenía previsto finalizar tras el Día de la Hispanidad. No obstante, el colectivo de trabajadores de Renfe hemos estado en muchas otras ocasiones con Renfe por mejorar la calidad del servicio. No puedo hablar por lo que se hacía antes de entrar en 2009, pero desde que trabajo aquí nos hemos movilizado en varias ocasiones a lo largo de los años por mantener un servicio público tan denostado.


El transporte ferroviario, al igual que otros modos de transporte, es un elemento cohesionador del territorio y de estructuración económica, ya que movemos grandes masas de trabajadores desde sus hogares a sus centros de trabajo. Y quizá sea éste uno de los modos más populares. Nuestra obligación es hacer frente a quien pretende degradarlo o dejarle en las manos de los intereses espurios de la iniciativa privada.



4) ¿Crees que las huelgas funcionan para conseguir los objetivos previstos? ¿Por qué?


La fuente del plusvalor, único motivo que impulsa la existencia de empresas en la lógica del actual sistema, somos los trabajadores. Nosotros, los trabajadores, creamos valor transformando la naturaleza con nuestro trabajo. Por eso, que el proceso de creación de valor se detenga es una forma efectiva de presionar al empresario a negociar, cuyo interés vital es apropiarse de esa parte del valor que debe enajenar para existir. Las empresas sin nuestra fuerza de trabajo, no tienen sentido. Así que las huelgas, definitivamente, funcionan. Eso sí, tienen un recorrido limitado. No van a transformar las relaciones de producción, y su eficacia viene limitada por la sustituibilidad del trabajador, que es lo que le pasa a colectivos como el de taquilla, que han ido siendo reemplazados por máquinas de venta automática, limitando su capacidad de generar presión a través de las huelgas. Por este motivo, la solidaridad entre trabajadores cada vez es más importante.


En nuestro caso concreto, esta misma madrugada se nos ha comunicado a los trabajadores que la huelga ha sido desconvocada después de haberse alcanzado un acuerdo entre la parte representante de los trabajadores y la empresa. Después de cinco jornadas de huelga, hemos conseguido el compromiso por parte de la empresa de recuperar circulaciones tanto de viajeros como de mercancías que habían resultado canceladas, aumentando así las cargas de trabajo, amén de dinamizar los procesos de formación y contratación para volver a llenar los puestos de trabajo que habían quedado desiertos tras las últimas desvinculaciones. Por último, mientras escribo esto, el comité general de empresa ha conseguido el compromiso por escrito del Ministerio de Transporte, para mantener la integridad de los servicios ferroviarios de carácter público prestados por Renfe, poniendo un freno a la amenaza de traspasos a las diferentes comunidades autónomas.


En cuanto a este último tema, no obstante, quisiera aclarar que en mi opinión, y creo que es una opinión acertada, ni la Generalidad de Cataluña, ni la de Valencia, ni País Vasco quieren el traspaso total de las cercanías. Básicamente porque tal y como se encuentran ahora mismo estos servicios son un pozo de problemas y quebraderos de cabeza y los gobiernos regionales viven muy cómodos echándole la culpa a España y a Renfe por el mal servicio. De la única manera que estos gobiernos aceptarían un traspaso es si estos servicios pudieran rentabilizarse, cosa que confirmó en su día el regidor de JxCat en una entrevista a El Periódico.

Así que, de moment, lo que sí ha apalabrado el gobierno del PSOE con su socio regional es el traspaso de lo que se llama presupuesto destinado al déficit tarifario (unos 200 millones de euros para cubrir los costes no cubiertos por la recaudación en billetes). De esta manera, todo lo que la Generalidad no pague a Renfe con la excusa de retrasos y circulaciones no cumplidas, lo podrá dilapidar en sus propios chiringuitos, obligando a que siga siendo el Ministerio de Hacienda quien siga cubriendo los costes del servicio de Cercanías y Regionales en Cataluña como se ha hecho hasta ahora.



5) ¿Cuándo acabaran las huelgas?


La huelga ha finalizado esta madrugada del 8 de octubre, tras haberse alcanzado un acuerdo, pero no dudéis de que volveremos a ponernos en marcha en cuanto veamos nuestros derechos pisoteados o pongan de nuevo en peligro el carácter público y social del ferrocarril.



6) ¿Qué sindicatos apoyan dichas huelgas y que sindicatos las organizan?


Esta huelga ha sido apoyada por Semaf y SF, que son quienes la han organizado.



7) ¿Cómo les ha sentado que algunas personas no les apoyen debido a que la indisponibilidad de los trenes afecta a su trabajo?


No es plato de buen gusto para ningún trabajador ver a quienes deberían estar de su lado denostar su lucha, especialmente cuando lo que se está peleando es ofrecerles un servicio de transporte adecuado a las necesidades de los trabajadores.


Es un hecho que la consciencia de clase está en una de sus horas más bajas, y que realmente, de momento, somos los trabajadores quienes estamos perdiendo la lucha. A pesar de todo eso, también es cierto que hemos encontrado ejemplos de apoyo a nuestras reivindicaciones, que obviamente no van a lucir como lucen esas imágenes de viajeros nerviosos insultando a compañeros maquinistas que hemos podido ver a través de los medios de comunicación, esos celosos guardianes de los intereses de la clase empresarial.


En cualquier caso, yo creo que es algo totalmente esperable de una sociedad que está siendo educada en el culto a la individualidad y a la miríada de identidades con las que se intenta ahogar la consciencia de clase.



8) ¿No crees que sería bueno que algún representante sindical este cara al público, hablando con los afectados, explicando por qué están en huelga para así concienciar de la necesidad de lucha e incrementar el apoyo popular?


Éste es precisamente uno de los temas de los que más se ha hablado en los grupos de WhatsApp y Telegram de trabajadores de Renfe: la necesidad de hacer llegar al conjunto de la población los motivos de la huelga y nuestras reivindicaciones. Demasiadas veces hemos tenido que escuchar a muchos viajeros llamarnos insolidarios por hacer huelga para "pedir mejoras salariales con la que está cayendo", cuando en los 12 años que va a hacer que estoy en esta empresa, jamás se ha producido una huelga para pedir mejoras salariales.


Como se ve, ya partimos de un punto casi doloroso si quienes pertenecen a la clase trabajadora ven con malos ojos que se reivindiquen mejoras salariales, pero no podemos obviar nuestro fracaso comunicativo cuando tan poca gente ajena al sector ha llegado a conocer los motivos de la huelga.


Algo en lo que se debe trabajar es en revitalizar los piquetes informativos en estaciones y en hacer un mejor uso de las herramientas digitales como las rrss, porque viendo el cierre de filas de la "prensa libre", ésa es una vía totalmente a descartar.



9) ¿Qué mensaje te gustaría hacer llegar a nuestros lectores?


Simplemente agradecer las muestras de apoyo recibidas y presentar nuestras disculpas por los inconvenientes que hayamos podido causarles y decirles que los maquinistas seguiremos como cada día llevándoles a sus puestos de trabajo o a sus casas y en sus viajes de vacaciones o transportando las mercancías que ellos incorporarán en sus propios procesos productivos, haciendo sonar el silbato cada vez que sus hijos o sus abuelos nos saluden desde el margen de la vía y que seguiremos peleando por hacerlo en unas condiciones dignas y por un ferrocarril al servicio de la clase trabajadora.



ENTREVISTADOR: Iván Martín García

INSTAGRAMS:

https://www.instagram.com/archivo_chino/

https://www.instagram.com/Ivan.mtn/

TWITTER:

https://twitter.com/IVAN_MTN


ENTREVISTADO: Adrián Giménez Martos

TWITTER:

https://twitter.com/Un_Ferroviario