4.3- Cataluña: el “derecho a decidir” como punta de lanza de la globalización neoliberal

Actualizado: jun 10


Por Andréi Kononov


Resumen: Ahora que la actualidad política nos devuelve el fantasma de un posible referéndum de autodeterminación en Cataluña, es un buen momento para tirar de hemeroteca y recordar que las pretensiones del separatismo catalán llevan siendo respaldadas desde hace muchos años por determinados agentes externos, la mayoría de ellos implicados en las dinámicas disgregadoras y tendentes a la desmembración de los Estados-Nación derivadas de la globalización neoliberal, un modelo económico de capitalismo desbocado que en este siglo XXI se ha consolidado a escala planetaria.

Desde emblemáticas organizaciones como la Internacional Liberal hasta los medios y agencias más poderosas e influyentes del mundo, todas ellas vinculadas directamente al poder económico y financiero global, se han confabulado de distintas formas para generar un clima de opinión propicio para que los nacionalistas catalanes puedan ejercer su tan demandado "derecho a decidir", presionando al gobierno español y poniendo así contra las cuerdas la unidad territorial y la soberanía de nuestra nación.

Es por ello indispensable que pongamos nombre y apellidos a los valedores en la sombra del separatismo catalán, pues el peligro de desmembración nacional sigue plenamente vigente, mientras que los enemigos de España y de nuestra clase obrera siguen al acecho y con la moral intacta.


Palabras Clave: federalismo, Cataluña, globalización, separatismo, geopolítica.




Introducción


No cabe duda de que ningún movimiento separatista se atreve a llevar a la práctica su cometido sin antes contactar con importantes actores externos (ya sean poderes políticos o económicos de ámbito internacional o supranacional), que previamente se han mostrado dispuestos a brindarles su apoyo en los momentos decisivos.


Si bien es cierto que en numerosas ocasiones esta ayuda se realiza de forma soterrada, dificultando así que se pueda hallar cualquier rastro que conduzca hasta sus autores, la realidad es que tarde o temprano la verdad sale a la luz y los personajes, instituciones o asociaciones implicadas acaban haciéndose púbicos.


Y este es exactamente el caso del actual desafío catalán, el cual lleva el suficiente tiempo en marcha como para que comencemos a bosquejar sin apriorismos el retrato de sus posibles mecenas en la sombra.


Así que la primera pregunta que deberíamos responder es: ¿Qué clase de poderes externos podrían estar interesados tanto en la independencia de Cataluña como en una España cada vez más débil y fragmentada?




I.- INDEPENDENCIA DE CATALUÑA, ¿UNA CAUSA REVOLUCIONARIA?


Lejos de las disparatadas caricaturas proyectadas por la derecha liberal y por la izquierda indefinida que tanto abundan en España, según las cuales el separatismo catalán obedece bien a un intento por parte de Rusia de debilitar a un Estado miembro de la OTAN, o bien a un genuino y masivo proceso revolucionario de raigambre comunista para "derribar al Régimen del 78" e instaurar la dictadura del proletariado a través de una federación de repúblicas socialistas fuera del dominio euroatlantista, la dura realidad es que son los principales valedores del modelo neoliberal hegemónico en todo occidente quienes desde hace bastantes años están instigando la descentralización y regionalización de España.


Se trataría, en resumen, de un proceso similar al que han seguido (y actualmente siguen) otros muchos estados nacionales a lo largo y ancho del planeta. Las motivaciones pueden diferir en algunos aspectos, pero todos los casos comparten un destino común: Una vez los Estados han sido divididos en unidades más pequeñas, resultarán mucho más manejables y fáciles de dominar, no sólo por entes supranacionales como el Banco Mundial, el FMI o la Unión Europea, sino también por las grandes multinacionales, esos nuevos gigantes capitalistas que imponen su abrumador dominio en la nueva era de la globalización.


En este sentido, destacan diversos estudios académicos, como el efectuado por Alberto Alesina, Enrico Spolaore y Romain Wacziarg titulado "Integración Económica y Desintegración Política" [1], donde tras un riguroso análisis de 21 páginas concluye:

"Hemos argumentado que la liberalización del comercio y el tamaño promedio del país están inversamente relacionados. Así, la "globalización" de los mercados va de la mano con el separatismo político."

También dicho informe sostiene con vehemencia que:

"Una implicación de este documento es que mientras el proceso de "globalización" económica progrese, el separatismo político continuará vivo y coleando. El concepto de Estados nación relativamente grandes y centralizados, está y estará cada vez más amenazado por el separatismo regional desde abajo y el crecimiento de las instituciones supranacionales desde arriba, en un mundo de mercados "globales"."

Una opinión muy similar es la que esgrimió el ultraliberal Juan Pina en la presentación de su obra "Adiós a los Estados-Nación" [2], en la que explica por qué la dinámica de la globalización neoliberal favorece la proliferación de pequeños estados:

"A lo largo del libro creo haber demostrado que los Estados pequeños y los microestados son mucho mejores en todos los aspectos. Son necesariamente más respetuosos con la Libertad Individual. Tienen mucha menor capacidad represiva hacia dentro y bélica hacia fuera, y se ven obligados a abrirse a la economía, a integrarse en la globalidad renunciando a cualquier veleidad autárquica".

Por su parte, el reputado sociólogo norteamericano James Petras [3] también ha puesto de manifiesto en algunos de sus artículos la profunda simbiosis existente entre el separatismo político y el "Imperialismo económico" que subyace detrás del fenómeno de la globalización:

"En todo el mundo hay un aumento de movimientos regionales, “subnacionales”, cuyas exigencias van desde una mayor “autonomía” a la completa independencia. Muchos analistas han debatido sobre la aparente paradoja que hay entre la creciente integración global de las economías y la creciente fragmentación de las naciones-estados. Una mirada más atenta a las dinámicas internas de los conflictos regionales y a las estrategias externas imperiales desenreda la “paradoja” al revelar la interrelación entre las estrategias competitivas de construcción imperial y la fragmentación nacional producto de los conflictos regionales."

Tales evidencias señalan que hay motivos de sobra para sospechar que detrás de la independencia de Cataluña se hallan poderosos lobbies económicos. Estos grupos de poder de alcance transnacional verían con buenos ojos la balcanización de España como una forma de vaciar de soberanía política a nuestra vieja nación en aras de su integración en un mercado cada vez más globalizado y tendente a la eliminación de cualquier clase de fronteras. Y es que como muy buen observó José G. Vargas-Hernández en su magnífico estudio "Las nuevas formas de gobernabilidad transnacional en el escenario de la racionalidad económica de los procesos de globalización" [4]:

"Efectivamente, los procesos de descentralización impulsados por el sistema capitalista son inherentes a su propio desarrollo en las circunstancias actuales de transnacionalización de la economía y los mercados en donde el Estado nación, que una vez fue funcional para su expansionismo, ahora es el principal estorbo."

De hecho, fue el economista Juan Laborda quien hace unos años advirtió de esta problemática al señalar en uno de sus artículos [5] que una de las grandes instigadoras del separatismo catalán era nada menos que la "internacional liberal":

"Pero ese Estado al servicio de la ciudadanía es lo que no quieren aquellos que nos han jodido durante décadas. ¿No se han dado cuenta de cómo neoliberales de medio mundo coquetean con el derecho a decidir de los catalanes? Y es desde la Internacional Neoliberal de donde se trama la independencia de Cataluña, como un experimento para incitar a una descentralización global de los Estados-nación."

Visto lo cual, parece bastante imprudente considerar las palabras del profesor Laborda que acabamos de transcribir de manera genérica: en efecto, la Internacional Liberal es una añeja e influyente organización que en no pocas ocasiones ha respaldado de manera explícita las principales pretensiones del separatismo catalán.




II.- LA SORPRENDENTE ALIANZA ENTRE LA INTERNACIONAL LIBERAL Y EL NACIONALISMO CATALÁN


Fundada en 1947, la Internacional Liberal (IL) es una organización que, como su nombre indica, se encarga de promover por todo el mundo los "valores liberales", siendo su principal cometido el de promover y potenciar el comercio libre, difundiendo así las supuestas bondades del actual modelo neoliberal basado en la defensa acérrima de la libertad individual, la propiedad privada y la economía de libre mercado.

No obstante, lo que poca gente sabe es que dicha organización ultracapitalista también se ha significado en multitud de ocasiones a favor de la causa soberanista impulsada por los principales líderes del nacionalismo catalán.


Así en 2014, la IL elaboró una resolución en la que apoyó expresamente y sin reservas la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña.

El mencionado comunicado oficial rezaba así:

"La Internacional Liberal expresa su preocupación por la falta de diálogo real entre el gobierno de Cataluña y el gobierno de España para discutir un tema negociado en el futuro de Cataluña. La Liberal Internacional apoyará cualquier decisión tomada por los catalanes sobre su futuro. El modelo democrático establecido por el Gobierno del Reino Unido y el Gobierno de Escocia, donde se llegó a un acuerdo entre los dos gobiernos para celebrar un referéndum para decidir el futuro político de los escoceses, debería ser un ejemplo positivo en las discusiones entre el Gobierno de España y el Gobierno de Cataluña. Sin embargo, cualquier posible o futura discusión entre los dos gobiernos nunca debe impedir el derecho del pueblo de Cataluña a decidir su futuro, garantizando que esta configuración siempre se realice a través de medios democráticos. La Unión Europea debe ser flexible y fuerte para ofrecer una alternativa viable para las personas que quieren expresarse democráticamente dentro de ella." [6]

De esta contundente declaración se hicieron eco algunos medios como la Vanguardia, cuyos autores informaban de que "La Internacional Liberal apoya la consulta catalana", destacando además que "Una resolución pone el caso escocés como ejemplo a seguir" [7].


Tal fue el respaldo que esta reputada organización brindó al separatismo catalán que Artur Mas, por aquellas fechas presidente de la Generalitat, agradeció públicamente semejante muestra de apoyo [8].


Sin embargo, unos meses antes (diciembre de 2013), el presidente de la IL Van Baalen ya había dejado claras sus simpatías hacia las demandas del secesionismo catalán, aprovechando que participaba en un acto celebrado en Barcelona:

"Según Van Baalen, sería "inteligente" que el Gobierno central hiciese a Cataluña una oferta y no se limitase únicamente a dar una respuesta negativa a sus demandas, y ha defendido que los catalanes ejerzan su 'derecho a decidir' sobre cómo debe ser su relación con el Estado." [9]

También a mediados de 2017, con el Procés transitando por su decisiva etapa final, la Internacional Liberal mostró un sorprendente respaldo a Artur Mas tras ser éste imputado por su implicación directa en el referéndum ilegal del 9-N, una medida judicial que esta organización no dudó en tachar de "farsa" y definió despectivamente como "un teatro judicial" [10]:

"En un comunicado, el secretario general, Emil Kirjas, ha emplazado al Gobierno central a "respetar los deseos del pueblo de Cataluña en todas las materias, incluida su autonomía e independencia".  "Cuando un gobierno pierde el contacto con la realidad sobre un determinado territorio, puede fácilmente acabar perdiendo el control sobre el territorio",  ha advertido.  "El responsable de la Internacional Liberal ha manifestado "todo el apoyo" a Artur Mas, que ha augurado que saldrá "reforzado" de esta "farsa y teatro judicial"."

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, incluso después de la consumación del fatídico referéndum del 1-0, la IL continuó respaldando las fechorías de los procesistas al mostrarse en otra de sus resoluciones "chocada" y "triste" por los encarcelamientos de Junqueras y el resto de dirigentes procesistas [11].



III.- THE ECONOMIST, EL FINANCIAL TIMES, BLOOMBERG... LOS VOCEROS DE WALL STREET, POR EL "DERECHO A DECIDIR" DE CATALUÑA


A nadie se le escapa que medios de prestigio mundial como el Financial Times o The Economist, que se hallan bajo el control total del poder financiero global [12], suelen reflejar con notable precisión la voluntad de las oligarquías económicas que actualmente dominan el planeta. No obstante, no es tan conocido el hecho de que su posición sobre el conflicto catalán se ha caracterizado por una línea bastante errática y contradictoria. Si bien en diversas ocasiones han criticado con dureza las aspiraciones separatistas del nacionalismo catalán, también lo es que en otras tantas han mostrado su aquiescencia en cuanto a que los catalanes puedan expresar su voluntad mediante un referéndum de autodeterminación similar al que tuvo lugar en Escocia en el año 2014.


Así sucedió en octubre 2012, en una editorial publicada por el Financial Times (FT) que fue firmado por Gideon Rachman [13], en el que trata de establecer comparaciones entre el caso catalán y el escocés, no sin antes terminar ofreciendo al gobierno de Rajoy el siguiente consejo:

"El Gobierno español tiene que dejar de esconderse detrás de la ley y permitir un referéndum catalán. El matrimonio no saludable puede sobrevivir sólo declarando ilegal el divorcio".

También en 2014, el FT elaboró un vídeo [14] donde su editor de inversiones, James Mackintosh, afirmó que una hipotética Cataluña independiente superaría a países como Portugal, Italia o a la propia España en cuanto a renta per cápita, señalando además que lo más probable es que a la Unión Europea no le interesaría que el futuro Estado catalán quedara fuera de su tutela.


En cuanto al no menos prestigioso rotativo The Economist, en octubre de 2014 pidió a Rajoy que negociara una solución con los separatistas en la cual se incluyera la celebración de un referéndum de secesión como el que se produjo en Escocia [15]:

"Sin embargo, cualquier acuerdo debe incluir la opción de un referéndum sobre la independencia. La separación sería un cambio desgarrador para Cataluña y el resto de España, por lo que no debe hacerse a la ligera. Una mayoría de los catalanes con derecho a voto debería ser el umbral mínimo para la independencia. Un voto de seguimiento sobre los términos de una separación también podría ser prudente.    A pesar de todas sus deficiencias, David Cameron, el ex primer ministro británico, tenía razón al permitir un referéndum sobre la independencia de Escocia en 2014. Hizo su campaña para que Escocia se quedara y ganó la votación de manera convincente. Rajoy debería hacer lo mismo. El caso de la unidad de España es fuerte. Pero debe ganarse por la fuerza de la discusión. Al usar solo la fuerza, Rajoy no impide la ruptura de España, sino que la acelera."

Un mes más tarde, The Economist volvía a la carga con otro editorial cuyo titular era mucho más explícito: "Déjenles votar" [16]. En esta ocasión, el semanario defendía la tesis de que la negativa por parte del gobierno español a aceptar una consulta en Cataluña sólo empeoraba la situación, dado que la mayoría de catalanes votarían a favor de permanecer en España antes que por la separación, por lo que el gobierno central no debería tener motivos para temer la celebración de un referéndum que preguntara sobre esta cuestión:

"El caso pragmático para un referéndum es que, hasta hace poco, las encuestas sugerían que menos de la mitad de los catalanes querían la independencia, pero una gran mayoría creía que deberían ejercer el derecho de elegir. La evidencia es que, al rechazar la segunda demanda, Madrid está ayudando a los separatistas. Entonces el gobierno debería permitir que los catalanes tengan un referéndum.   Debería establecer algunas condiciones, como una participación mínima del 80%, y tal vez incluso una segunda votación, tres años después. Como hizo Canadá con Quebec en su Ley de Claridad de 2000, debería insistir en un proceso justo en cualquier votación, una pregunta clara que obtenga una respuesta clara, en otras palabras. Entonces debería dedicar su energía a hacer campaña y persuadir a los catalanes para que se queden. Al igual que con Escocia, este periódico estaría de ese lado de la discusión."

A todo ello hay que añadir que en 2018 The Economist también aconsejó al presidente Pedro Sánchez que liberara a los políticos separatistas encarcelados y que sólo fueran acusados de "desobedecer la Constitución", descartando así unos delitos de rebelión que este poderoso medio calificó de "contraproducentes" [17].


Por si fuera poco, el 1 de octubre de 2014 le tocó el turno a Bloomberg, la célebre agencia especializada en el mundo de la economía y las finanzas. En esta ocasión, esta influyente agencia calificó de "error" la negativa de Mariano Rajoy a permitir un referéndum separatista en Cataluña, y aprovechó para aconsejarle al por entonces presidente de España que pactara una reforma federal de la Constitución en la que se incluyera el derecho de autodeterminación para varias de las más importantes regiones españolas [18]:

"Al igual que los escoceses, los catalanes quieren un referéndum sobre la independencia. A diferencia de los británicos, los españoles no están dispuestos a dejar que se celebre. Esto es un error, y los líderes de España deberían mostrar cierta habilidad política no deseada al hacer posible una votación, incluso si deciden hacer campaña por la unión. (...)     Rajoy también debería estar abierto a una reforma constitucional que descentralizaría los poderes y que incluyera un procedimiento para permitir que las regiones españolas pudieran votar por la secesión. Esto no necesariamente tendría que desarrollarse en los términos extraordinariamente generosos que Cameron acordó para Escocia, pero tendría que crear una ruta potencial para que los catalanes lleven a cabo al menos un referéndum no vinculante sobre su estado. Incluso participar en tales negociaciones puede llevar a los catalanes a abandonar su referéndum por ahora, si ellos creen que eventualmente habrá en el futuro una ruta legal para poder votar sobre la independencia."

Semejante visión sobre el "derecho a decidir" de los catalanes no sólo ha sido respaldada en multitud de ocasiones por los más importantes medios de comunicación al servicio del capital internacional, sino que sus aspiraciones soberanistas también han sido bien acogidas por los principales bancos de Wall Street.

Sin ir más lejos, una noticia publicada por el Boletín en septiembre de 2017 informaba de que auténticos gigantes del sector como JP Morgan, Goldman Sachs o Citigroup recomendaban "dar mayor autonomía a Cataluña como solución al procés", llegando al extremo de aconsejar a España que tomara las medidas necesarias para acercar a Cataluña "al estatus de un Estado semi independiente" [19]:

"Tres de los bancos más importantes del mundo han compartido en los últimos días sus reflexiones sobre el proceso independentista de Cataluña. Citigroup, JP Morgan y Goldman Sachs coinciden en que una de las mejores soluciones para llegar a un entendimiento es dotar a Cataluña de mayor autonomía.   La propuesta de estos bancos, sobre todo de JP Morgan y Goldman Sachs, es que la región catalana tenga autonomía fiscal al estilo vasco y navarro.  "Desde nuestra perspectiva, con más concesiones desde Madrid, Cataluña se acercaría al estatus de un Estado semi independiente en una federación, de manera que habría poco que ganar con un proyecto de secesión más allá de las señas simbólicas de la bandera y la ciudadanía", asegura JP Morgan."

En definitiva, todos los indicios que hemos recabado en este artículo indican que, lejos de tratarse de una medida que choca contra los intereses del establishment, la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña concuerda a la perfección con el deseo de los grandes poderes empresariales, corporativos y financieros que asolan a nuestro mundo. Si bien esto no implica necesariamente que el cometido de dichas oligarquías sea el de propiciar la independencia de Cataluña, parece evidente que están aprovechando la situación de tensión territorial que aqueja a nuestro país como un medio para debilitarlo desde dentro, fragmentándolo y convirtiéndolo en un servil despojo sin soberanía al servicio de sus espúreos y totalitarios intereses.





Notas:

[1] WACZIARG, ROMAIN (septiembre de 1997) "Integración Económica y Desintegración Política" https://www.anderson.ucla.edu/faculty_pages/romain.wacziarg/downloads/2000_separatism.pdf [2] PINA, JUAN (16-05-2019) "Presentación del libro “Adiós al Estado-nación” a cargo de su autor. http://www.fundalib.org/wp-content/uploads/2019/05/Discurso-Juan-Pina-Liberacci%25C3%25B3n-2019.pdf [3] PETRAS, JAMES (26-09-2009) Separatismo y políticas de clase en América Latina http://www.lahaine.org/petras/b2-img/petras_liber.pdf [4] VARGAS-HERNÁNDEZ, JOSÉ G. (2008) Las nuevas formas de gobernabilidad transnacional en el escenario de la racionalidad económica de los procesos de globalización. http://www.eumed.net/libros-gratis/2008a/343/Descentralizacion%2520politica%2520y%2520administrativa.htm [5] LABORDA, JUAN (26-10-2017) Trasfondo del programa catalán: ¿Destruir los Estados-Nación? https://www.vozpopuli.com/desde_la_heterodoxia/Trasfondo-problema-catalan-destruir-estados-nacion_7_1075462444.html [6] Rescatado de la web de Liberal International cortesía de web.archive.org: https://web.archive.org/web/20170203152622/https://www.liberal-international.org/site/World_Today_Resolution_Adopted.html [7] La Vanguardia (27-04-2014) La Internacional Liberal apoya la consulta catalana. https://www.lavanguardia.com/politica/20140427/54407283509/internacional-liberal-apoya-consulta-catalana.html [8] Eldiario.es (27-04-2014) Artur Mas agradece que la Internacional Liberal apoye el derecho a decidir. https://www.eldiario.es/politica/Artur-agradece-Internacional-Liberal-derecho_0_254074886.html [9] La Vanguardia (02-12-2013) El presidente de la Internacional Liberal pide a Rajoy que permita la consulta en Catalunya. https://www.lavanguardia.com/politica/20131202/54395106748/internacional-liberal-rajoy-consulta-catalunya.html [10] Eldiario.es (08-02-2017) La Internacional Liberal apoya a Mas y tacha el juicio como una "farsa" https://www.eldiario.es/politica/Internacional-Liberal-apoya-juicio-farsa_0_610339143.html [11] ElNacional.cat (15-11-2019) La Internacional Liberal se muestra "chocada" y "triste" por los encarcelamientos https://www.elnacional.cat/es/politica/internacional-liberal-carcel-gobierno-cataluna_212934_102.html [12] Tendencias21.net (28-08-2015) El poder financiero global controla ya los principales medios de comunicación. https://www.tendencias21.net/El-poder-financiero-global-controla-ya-los-principales-medios-de-comunicacion_a40978.html [13] E-noticies.es (21-09-2015) España "debe permitir un referéndum catalán", según un columnista del Financial Times. https://comunicacion.e-noticies.es/espana-debe-permitir-un-referendum-catalan-segun-un-columnista-del-financial-times-69050.html [14] The Financial Times (20-11-2012) Catalonia: the cost of independence. https://www.ft.com/video/99a67634-82e2-3386-b5fb-56bf8083abf4 [15] The Economist (07/10/2017) It is not too late to stop the break-up of Spain. https://www.economist.com/leaders/2017/10/07/it-is-not-too-late-to-stop-the-break-up-of-spain [16] The Economist (15-11-2014) Catalonia's future. Let them vote. https://www.economist.com/leaders/2014/11/15/let-them-vote [17] La Vanguardia (27-07-2018) ‘The Economist’ aconseja a Pedro Sánchez “liberar los presos catalanes”. https://www.lavanguardia.com/politica/20180727/451121837745/the-economist-pedro-sanchez-presos-catalanes.html [18] Economía Digital (01-10-2014) La influyente agencia Bloomberg reclama a Rajoy que permita la consulta del 9N. https://www.economiadigital.es/politica-y-sociedad/la-influyente-agencia-bloomberg-reclama-a-rajoy-que-permita-la-consulta-del-9n_159944_102.html [19] El Boletín (26-09-2017) La banca de Wall Street recomienda dar mayor autonomía a Cataluña como solución al procés. https://www.elboletin.com/movil/noticia/153859/nacional/la-banca-de-wall-street-recomienda-dar-mayor-autonomia-a-cataluna-como-solucion-al-proces.html

Sobre el autor:

Andréi Kononov es investigador experto en geopolítica que ha realizado numerosos informes de inteligencia mediante el uso de fuentes abiertas (OSINT) para diversos portales online dedicados a esta temática. Twitter: https://twitter.com/andrei_kononov


Dirección: C/ 15 de agosto, nº 11, 3º A, 28026, Madrid, España.

ISSN 2695-5415

©2019 - La Razón Comunista.