5.5- ¿En Cuba hay un bloqueo o un embargo?

Por Iván Martín García y @Criticapolitica1



Resumen:

Desde la victoria de la revolución cubana, EEUU ha implantado un bloqueo económico con el fin de que Cuba no avance y, así, culpabilizar de los males de Cuba al socialismo. Cabe recordar que el país norteamericano tiene una estrategia de manipulación mediática escondiendo toda verdad con la finalidad de hacer creer a la ciudadanía mundial que el país caribeño se merece los males que tiene el asesino bloqueo impuesto, llamando a la ley embargo comercial. Menos mal que el gobierno cubano tomó decisiones correctas y consiguió que, a pesar de todos los inconvenientes, el socialismo cubano tuviera indicadores de bienestar alimenticio, sanitario, de esperanza de vida y de desarrollo similares, iguales y hasta mejores que Chile. En esta entrada, vamos a analizar la ley Helms-Burton para explicar la razón por la que se trata de un bloqueo y no de un embargo y por otra parte también analizaremos los avances de Cuba a pesar de la existencia de dicha regulación económica. En este análisis también vamos a demostrar que no solo las empresas norteamericanas tienen prohibido la participación en Cuba ya que si cualquier organismo o empresa participa en Cuba, ésta tendrá una multa y la imposibilidad de comerciar con EEUU.


Palabras claves: Cuba, EEUU, Bloqueo, Socialismo.





Para comenzar con nuestro análisis, hay que admitir que, en un 80-90%, la ley Helms-Burton se centra en la no cooperación de empresas estadounidenses con Cuba. Si en vez de ser un 80-90%, se hablara del 100%, se podría considerar embargo, pero eso no es así.


¿Por qué? Para empezar, EEUU tendrá como fin que ningún país comercie con Cuba, imponiendo sanciones a quien lo haga, como se dice en estos artículos de la ley:

1) RESTRICCIONES POR OTROS PAÍSES.-- Por la presente Ley el Congreso reafirma el inciso a) de la sección 1704 de la Ley para la Democracia Cubana, de 1992, en que se estipula que el Presidente debe estimular a otros países a que restrinjan las relaciones comerciales y crediticias con cuba de forma consecuente con los propósitos de esta Ley.
2) SANCIONES A OTROS PAÍSES.-- El Congreso insta además al Presidente a que adopte medidas inmediatas a fin de aplicar las sanciones que se describen en el párrafo 1) del inciso b) de la sección 1704 de dicha Ley contra los países que ayuden a Cuba.


Por otra parte, si una institución financiera ayuda a Cuba EEUU dejará de invertir en dicha institución financiera como dice este artículo de la ley:

b) REDUCCIÓN DE LOS PAGOS DE LOS ESTADOS UNIDOS A INSTITUCIONES FINANCIERAS INTERNACIONALES.-- Si alguna institución financiera internacional aprueba un préstamo u otro tipo de asistencia al Gobierno cubano a pesar de la oposición de los Estados Unidos, el Secretario del Tesoro retendrá de los pagos a esa institución una suma igual al monto de dicho préstamo u otra asistencia, con respecto a cada uno de los tipos de pago siguientes:
1) La parte pagada del incremento del capital social de dicha institución;
2) La parte exigible del incremento del capital social de dicha institución.


En otro artículo — la sección 105 de esta ley — , EEUU dice que prohíbe a Cuba entrar en

la OEA.

En el siguiente artículo de la ley no solo prohíbe a Cuba comerciar con empresas estadounidenses, sino que también prohíbe la entrada de mercancías a EEUU si el barco con dicha mercancía pisa territorio cubano:

PROHIBICIÓN DE LA IMPORTACIÓN Y EL COMERCIO DE PRODUCTOS CUBANOS.-- El Congreso toma nota de que en la sección 515.204 del título 31 del Código de Reglamentos Federales se prohíbe la entrada de mercancías a los Estados Unidos y su comercio fuera de los Estados Unidos, si esas mercancías:
1) son de origen cubano;
2) están o estuvieron en Cuba, o se transportaron desde ese país o por su conducto; o
3) se confeccionan o derivan en su totalidad o en parte de cualquier producto que se cultive, elabore o fabrique en Cuba.


Debido a la existencia de esta ley, Cuba no podrá entrar en ningún órgano internacional económico, ya que EEUU siempre tendrá derecho a veto y su no en la enmienda es decisivo:

104. OPOSICIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS AL INGRESO DE CUBA EN LAS ORGANIZACIONES FINANCIERAS INTERNACIONALES
a) OPOSICIÓN CONTINUA AL INGRESO DE CUBA EN INSTITUCIONES FINANCIERAS INTERNACIONALES.


Una vez analizada la ley Helms-Burton, vamos a rebatir la parte de la opinión comúnmente aceptada de que los países socialistas implican miseria económica, causando dificultades a la ciudadanía en materia de servicios y alimentación, mientras que los países capitalistas liberales aportan desarrollo, bienestar y crecimiento económico, y que además los países con mayor libertad económica son los que tienen mejores indicadores.


En Latinoamérica tenemos dos casos de ambos sistemas, y además en cada extremo de la clasificación: el socialismo cubano, instaurado en la isla desde la Revolución de 1959, con un estado omnipresente y que hasta hace pocos años ha dirigido toda la economía (actualmente la dirige casi toda), y el liberalismo chileno, instaurado en 1973 y siendo hoy considerado uno de los 10 países con mayor libertad económica de todo el mundo.

Vamos a comparar ambos indicadores para comprobar si es cierto el mantra según el cual el socialismo no funciona, mientras que el liberalismo es el mejor sistema posible.


Antes de empezar, tener en cuenta una circunstancia importante: Cuba sufre un bloqueo económico por parte de EEUU desde el año 1960. El bloqueo en ese momento se limitó a alimentos y medicinas, pero en 1962 se amplió hasta afectar a casi todos los suministros que Cuba pudiese necesitar.

Al entrar Cuba en el Bloque Socialista durante la Guerra Fría e integrarse, en 1972, en el COMECON, el bloqueo tenía una influencia menor. Pero tras la perestroika de Gorbachov y el inicio de la colaboración entre la URSS y EEUU, a partir de 1986 la relación comercial entre Cuba y la URSS se deterioró.

Esto es un punto de inflexión en la historia económica cubana, puesto que la URSS suministraba el petróleo, gran parte de alimentos y personal técnico a Cuba, así como le compraba el 63% del azúcar, el 95% de los cítricos y el 73% del níquel.

Tras la desaparición del comunismo en 1991 (y con la caída en 1992 del precio del azúcar, base de la economía cubana), Cuba se encontró prácticamente sola y el bloqueo estadounidense empezó a ahogar la economía cubana, causando multimillonarias pérdidas.

Este bloqueo económico se valoró por parte de CEPAL en más de 130.000 millones de dólares en el año 2018, y en 117.000 millones en 2014.

Este salvaje bloqueo ha sido crítico para sectores básicos como la salud o la alimentación y muchos otros, e incluso la ONU lo ha denunciado en repetidas ocasiones. Sólo EEUU e Israel se oponen al levantamiento del cruel embargo, que llega a cotas grotescas:

"En 2009 el 37,5% de los niños cubanos menores de 3 años fueron afectados por la prohibición de productos nutricionales, según mencionaba la BBC en referencia a un informe de Naciones Unidas." (Universitat de Valencia)

Pérdidas económicas entre abril de 2016 y junio de 2017:

Según la lógica liberal, el socialismo debería haber caído en Cuba en pocos años tras la desaparición del Bloque Comunista. Un sistema socialista (ineficiente de por sí), sin el apoyo de otros países socialistas y con un bloqueo por parte de la primera potencia mundial, no podría prosperar. Pero lo hizo. Cuba se recuperó del tremendo bache y volvió a crecer en todos los indicadores.


Pero a lo que íbamos. Comparemos los datos de la Cuba socialista y del Chile liberal.



De entrada, vemos que el PIB per cápita cubano llegó a casi igualar al chileno en 1986, cuando ambas estaban en igualdad de condiciones: podían desarrollarse disfrutando de socios comerciales fiables. Tras el aislamiento de Cuba en 1991, claramente el PIB per cápita Chile ha superado al cubano. Pero, ¿qué habría pasado si Cuba no hubiese sufrido el terrible bloqueo estadounidense? Probablemente hoy no habría tanta diferencia entre la riqueza de cada país. Pero no hagamos elucubraciones y sigamos con otros indicadores. La lógica nos diría que, con esa diferencia de PIB per cápita, el resto de indicadores deben seguir el mismo patrón. Pues no.



El IDH (indicador sintético de los logros medios obtenidos en las dimensiones fundamentales del desarrollo humano: tener una vida larga y saludable, adquirir conocimientos y disfrutar de un nivel de vida digno) cubano, aunque menor que el de Chile, ha crecido tras el Período Especial (época de ajustes económicos para superar el golpe de la desaparición de la URSS y su trato comercial, y poder paliar al máximo los efectos desastrosos del bloqueo estadounidense). De hecho, alrededor del año 2010, llegaron a tener un IDH muy similar. Nuevamente: ¿cómo sería el IDH de Cuba sin el bloqueo? Probablemente sería similar al chileno.


Por otra parte Cuba tiene una esperanza de vida idéntica a Chile: algo más de 79 años:



El hambre en Cuba y Chile no sólo es bajísimo: tienen el mismo indicador: un 5%. Sin embargo, mientras que en 2011 Cuba erradicó la desnutrición infantil (lo cual fue reconfirmado en 2019), en Chile actualmente está aumentando. Al contrario de lo que suele pensarse, en Cuba las necesidades alimenticias están plenamente satisfechas. Lo confirma este estudio de la FAO.





Pero es que, además, según el gráfico anterior, se demuestra que en Cuba se ingieren más calorías per cápita que en Chile. Podríamos pensar que es porque en Cuba no hay variedad alimenticia y sólo comen unos pocos alimentos altamente calóricos, como patatas y frijoles. Sin embargo, esto no es así, porque entonces los índices de desnutrición y obesidad serían muy altos, y no sólo no es así, sino que Cuba está igual que Chile en desnutrición general (en Cuba sólo se referencia a adultos, pues tiene 0% de desnutrición infantil) y además la isla caribeña gana a Chile en algo que ilustra bien el perfil alimentario de cada país: la obesidad infantil, como vemos en los dos siguientes gráficos:




­¿Cómo es posible que un país socialista, bloqueado desde hace más de 50 años, y con un PIB mucho más bajo que uno de los países más liberales del mundo, tenga indicadores socio-económicos iguales o mejores que ese país capitalista liberal?

Principalmente, porque la economía capitalista se centra en los intereses del capital, mientras que la economía socialista se centra en las necesidades de la sociedad. Así lo testimonia acerca de Cuba el informe de la FAO (nada sospechosa de ser defensora del comunismo) antes comentado:

"A partir de 1959 Cuba emprendió un camino al desarrollo que le permitía satisfacer con equidad las necesidades materiales y espirituales de la población, sobre la base de una distribución más justa de la riqueza. De esta forma se logró satisfacer las necesidades de salud, educación, empleo, desarrollo cultural, libertad social y a la vez emprender líneas de desarrollo científico técnico que en algunas ramas ha logrado un lugar destacado a nivel mundial. En Cuba, el principio básico que ha regido en los últimos 43 años, es el derecho para todos, para garantizar las necesidades básicas del pueblo, y una vida con más calidad, para lo cual se ha trabajado por el desarrollo económico y social. Actualmente Cuba, a pesar de esta difícil situación ha logrado mantener el derecho hacia una salud y educación gratuita hasta los 14 años, y un nivel de acceso equitativo a los alimentos necesarios, a través de una canasta de productos normados. Los indicadores como la esperanza de vida y la mortalidad infantil en Cuba son similares a los estándares de la mayoría de los países desarrollados."

Por último, es importante tener en cuenta que Cuba cuenta con un sistema sanitario excelente y en constante innovación y progreso. Además, ese sistema sanitario es realmente público: ningún cubano debe pagar apenas nada para acceder a la sanidad. Comparemos lo que se debe gastar de su bolsillo la ciudadanía cubana en acceso a la salud no sólo con Chile, sino con el país que es considerado uno de los que tiene la sanidad más abierta a la ciudadanía del mundo: España.



En conclusión, no se puede hablar de embargo cuando prohíbe el comercio internacional de la isla caribeña.

Nosotros estamos en contra de la economía de libre mercado, entendiendo como tal la no regulación económica de la economía en un país, ya que esta genera desigualdad, esclavitud y pobreza. Un empresario solo buscará el beneficio económico, y una buena forma de conseguir este fin es mediante la bajada continua de los salarios.

Como no existan leyes que controlen el mercado, no habrá nada que prohíba a los empresarios reunirse y fijar salarios más bajos generando mayores ingresos para ellos. Una cosa es estar en contra de la barbarie que es el libre mercado interno en un país, y otra muy diferente es negar a un país vender el excedente y comprar lo que les falte, ya que ningún país puede generar una autarquía con el 100% de los productos.

Y aun asi el socialismo cubano, sufriendo un tremendo bloqueo económico de EEUU, y consecuentemente con un menor PIB per cápita que Chile (uno de los países más liberales del mundo) tiene indicadores de bienestar alimenticio, sanitario, de esperanza de vida y de desarrollo similares, iguales y hasta mejores que Chile.



Bibliografía:

Sobre los autores:

Iván Martín García es estudiante de ciencias políticas en la UNED en Fuerteventura, Islas Canarias, lugar de nacimiento. Contacto: Gmail: ivan.mg.98@gmail.com, Instagram: @ivan.mtn Twitter: @ivan_somos

@Criticapolitica1 prefiere mantener el anonimato.

1 comentario

Dirección: C/ 15 de agosto, nº 11, 3º A, 28026, Madrid, España.

ISSN 2695-5415

©2019 - La Razón Comunista.