8.10- Pablo Neruda y el cine

Por Eduardo Alonso Franch [1]



Resumen Tratamos en este artículo la relación entre el poeta chileno Pablo Neruda y el cine, centrando el análisis en El cartero (y Pablo Neruda), de Michael Radford, y Neruda, de Pablo Larraín. La primera de ambas películas se basó libremente en la novela de Antonio Skármeta, sobre cuya trayectoria artística y personal abordamos distintos aspectos, así como su adaptación y el rodaje en Italia, en diversas localizaciones. Con respecto a la segunda -Neruda- se analiza la obra y se aportan algunas críticas recientes.

Palabras clave Cine político, Poesía, Pablo Neruda, Antonio Skármeta, Massimo Troisi.


I. Neruda, su biografía y el cine


A pesar de que apenas en unos pocos poemas Neruda alude al cine, queda patente su admiración por Charles Chaplin, su complicidad con Luchino Visconti -uno de los "44 cómplices" que ayudaron a la edición anónima y limitada de Los versos del capitán en 1952-, y su asistencia al Festival Cinematográfico de la ciudad checa de Karlovy Vary en el verano de 1951, en el que también viajó a Berlín.


En las películas Ardiente paciencia y El cartero (y Pablo Neruda) se ofrece una imagen que por vez primera, de algún modo, plasma ese conjunto de facetas que lo definen (amor, poética e ideología política). Ambas películas están basadas en la novela del escritor chileno Antonio Skármeta (Antofagasta, 1940). En su estancia en Isla Negra, Skátmeta entabla una cierta relación con algunos de los que habrán de ser personajes de su novela. La primera adaptación (Ardiente paciencia) corrió a cargo del propio autor, en 1984. En 1995, hizo una segunda adaptación Michael Radford (Il Postino). Una de las diferencias fundamentales entre ambas adaptaciones radica en que la realizada por Skármeta sigue las mismas pautas de su novela, en cuanto a situar la acción en Isla Negra, Chile, y en 1969, mientras que Radford lo hace en una isla italiana. Esto último, junto a las imágenes iniciales del recibimiento que se le hace a Neruda en Roma, por parte de intelectuales y periodistas, nos sitúa en 1952. Skármeta plasma en su versión cinematográfica la ironía, la ternura y el humor que pueden hallarse en la novela, mientras que Radford sitúa en el eje central la inocencia que desprende el personaje de Mario, el cartero. Cabe destacar la fuerte relación que existía entre Neruda y Matilde Urrutia, en aquel Capri de 1952. En 1952, exiliados de Chile debido a su militancia comunista, aceptan el asilo político italiano y residen en Capri. Neruda seguía aún, oficialmente, casado con Delia del Carril. Producto de ese amor por Matilde serán Los versos del Capitán, que escribe también durante su estancia en la isla. En 1955 se produce la ruptura definitiva entre Neruda y Delia del Carril. Matilde acabará teniendo en su poesía un lugar que ninguna mujer había ocupado. Pablo Neruda muere el 23 de septiembre de 1973 (Méndez Fonte, 2003)[1].

Neruda nació el 12 de julio de 1904. Tal vez el amor y la naturaleza fuesen desde muy temprano los yacimientos de su poesía. Llegó a Tampuco Gabriela Mistral, que le regalaba novelas rusas que consideraba lo más extraordinario de la literatura mundial: Tolstoi, Dostoyevski, Chejov entraron en la más profunda predilección del poeta y seguirían acompañándole. Cuando llegó a Santiago, Neruda tenía poco más de 16 años. Recuerda de España que su casa fue bombardeada en Madrid. La guerra mundial se aproximaba. Los Veinte poemas de amor y una canción desesperada son su libro doloroso y pastoril que contiene sus más atormentadas pasiones adolescentes, mezcladas con la naturaleza arrolladora del sur de Chile. A pesar de su aguda melancolía, está presente en él el goce de la existencia. Desde aquella época y con intermitencias, se mezcló la política en su poesía y en su existencia (Neruda, 1979). [2] Al llegar a Madrid, convertido en cónsul chileno, conoció a todos los amigos de García Lorca y de Alberti. Uno de los amigos de Federico y Rafael era el joven poeta Miguel Hernández. A Antonio Machado lo vio varias veces, sentado en su café con su traje negro de notario, muy callado y discreto. A Neruda le seducía el gran poder metafórico de García Lorca y le interesaba todo lo que escribía. La guerra comenzaba a perderse. Manuel Altolaguirre instaló una imprenta en pleno frente del Este, cerca de Gerona. Allí se imprimió España en el corazón. Miguel Hernández murió de tuberculosis en su calabozo. Por ese tiempo terminó mal la guerra de España y empezó mal otra nueva guerra mundial.

Neruda comenzó a trabajar en su Canto general. Era cónsul encargado de la inmigración española. Embarcaron a los españoles emigrados en el “Winnipeg”. En Chile, fue elegido senador de la República. Ingresó en el Partido Comunista de Chile en 1945. El estado policial se instaló como una novedad nacional. En aquel año de peligro y de escondite, Neruda terminó su libro más importante, el Canto general. Partió hacia el extremo sur de Chile y se dispuso a atravesar la cordillera. Se trataba de trasladarse a mil kilómetros de distancia de la capital y cruzar la cordillera a caballo. Ríos y precipicios se encargaban de atajar al caminante. Picasso pronunció el primer discurso de su vida sobre la poesía y la persecución del poeta.

En 1949, recién salido del destierro, fue invitado por primera vez a la Unión Soviética, con motivo de las conmemoraciones del centenario de Pushkin. En Moscú, Neruda se enteró de que Pasternak era el primer poeta soviético, junto con Mayakovski. Mayakovski fue el poeta público. Pasternak fue un gran poeta crepuscular, de la identidad metafísica. Visitó China dos veces, después de la revolución. Salieron hacia China por el tren transiberiano. Ehrenburg había llegado hasta Berlín con el Ejército Rojo. Ehrenburg era para Neruda el antiguo escéptico, el gran desengañado. Era el segundo año de la revolución china.

En sus andanzas de desterrado, Neruda llegó a Italia. Lo de Venecia fue cinematográfico. En Roma le llegó un telegrama de la isla de Capri. En él, le ofrecían una villa, en el mismo Capri, para que la habitase. Llegaron de noche y en invierno a una isla maravillosa. El poeta trabajaba toda la mañana y por la tarde Matilde dactilografiaba sus poemas. Por primera vez, vivían juntos en la misma casa. Allí terminó Pablo un libro de amor, apasionado y doloroso, que se publicó luego en Nápoles, de forma anónima: Los versos del capitán. Se publicaron en 1952. El amor a Matilde, la nostalgia de Chile, las pasiones civiles llenan las páginas de este libro, que se mantuvo sin el nombre de su autor durante muchas ediciones. En 1952, su destierro finalizaba. Había dejado atrás el último santuario azul del Mediterráneo, las grutas y los contornos marinos y submarinos de la isla de Capri. Neruda se separó definitivamente de Delia del Carril, que durante 18 años fue para él una ejemplar compañera.

El informe del XX Congreso del PCUS fue una marejada que empujó a todos los revolucionarios hacia situaciones y conclusiones nuevas. Y en el inmenso espacio terrestre y selecto de la nueva China, se implantaba de nuevo la sustitución de un hombre por un mito. En la Rusia revolucionaria, Mayakovski fue acorralado hasta el disparo por los envidiosos. A Neruda le conmueve que en el diario del Che Guevara fue el único poeta citado por el guerrillero. En 1971, estando en París, le dieron el Premio Nobel. A Stalin le divisó de lejos más de una vez. La íntima tragedia para los comunistas fue darse cuenta de que, en diversos aspectos del problema Stalin, el enemigo tenía razón. Este pequeño hombre de grandes bigotes se agigantó en la guerra, según Neruda.

Su primer encuentro con el Che Guevara sucedió en La Habana. El Che era moreno, pausado en el hablar, con indudable acento argentino. Acostumbraba a leer su Canto general por la noche a sus guerrilleros en Sierra Maestra.

En 1933, el 13 de octubre, conoce en Buenos Aires a Federico García Lorca. El 6 de diciembre de 1934 da una conferencia y recital poético en la Universidad de Madrid, presentado por Federico. En 1936, inicia sus poemas de España en el corazón. En febrero de 1937, da una conferencia en París sobre Lorca. El 13 de noviembre se edita España en el corazón. En 1938, en el frente de batalla de Barcelona, en plena guerra civil, se edita España en el corazón. El 5 de febrero de 1948 los tribunales de justicia ordenan su detención. Desde esa fecha, permanece oculto en Chile, escribiendo el Canto general. El 24 de febrero de 1949 sale de Chile cruzando la cordillera por la región central. En junio, viaja por primera vez a la Unión Soviética. En 1951 hace una gira por Italia. En Chile es revocada la orden de detención, al cabo de tres años y algunos meses. En 1955, se separa de Delia del Carril. En 1970, participa activamente en la campaña presidencial de Salvador Allende. El 21 de octubre de 1971 obtiene el Premio Nobel de Literatura. En 1973, el 23 de septiembre muere Pablo Neruda en Santiago de Chile (Neruda, 1979).[3]


Pablo Neruda relata su paso por Temuco a mediodía, cuatro años después de producirse. Llevaba barba y anteojos, y se disponía a salir de Chile. Por simple azar, era su ruta de salida. Creció en Temuco y ahora era el camino de la libertad, después de la lucha. Después pasó las islas y cruzó a caballo la cordillera nevada. Más adelante, el poeta relata su llegada en el crepúsculo a Leningrado (hoy, San Petersburgo). Fue invitado a la celebración del centenario del poeta Pushkin. Los nazis habían destruido con su artillería gran parte de la ciudad. Define a Pushkin como “el poeta romántico, realista y revolucionario”. Neruda viajó siete días en el ferroca