top of page

9.7- ¿Hay un genocidio uygur en China?

Por Iván Martín García


Resumen: Últimamente se preconiza muchas voces en los medios de comunicación occidentales y en las redes sociales la alerta de la existencia de campos de concentración en China, en la región de Xinjiang. Supuestamente en estos campos se persiguen, torturan y esterilizan a millones de uigures, con la finalidad de acabar con los musulmanes. Cualquier persona con un mínimo de sentido común se echaría las manos a la cabeza, horrorizada ante estos sucesos tan espeluznantes. Pero por otra parte a mí personalmente me surgieron bastantes dudas ya que como comunista estoy acostumbrado a ver miles de noticias falsas hablando horrores de Stalin o sobre lo genocida y maligno que fue Mao, pues creo que a Xi Jinping se le tratara igual o peor. Entonces me surgieron las siguientes preguntas: ¿es cierto que existen estos campos de exterminio? ¿Por qué han comenzado estos campos? ¿Qué pruebas existen de que realmente estos hechos son así? ¿No será una mera exageración de los medios de comunicación para generar un rechazo hacia China? O por el contrario ¿Será verdad que existen estos campos y el partido comunista de China no son más que una panda de asesinos? Todo este tipo de preguntas me las hice y pude responderlas así que serán contestadas a lo largo de este análisis.


Palabras clave: Genocidio, China, uigures, Xinjiang.



Fotografía de portada (las fotografías se enviarán en archivos independientes, en formato jpg o png).


¿Cuál es la verdad en todo esto? El rumor de que existían los campos de exterminio comenzó cuando Adrián Zenz (1) publicó un análisis (2) en el cual ‘demostraba’ lo que allí sucedía. Según el análisis de Adrián, ‘se comenzó la construcción de una infraestructura de seguridad generalizada en Xinjiang para los campos en 2009 y se ha acelerado enormemente desde 2016, después de que Xi Jinping (presidente de China) nombrara a Chen Quanguo como el nuevo Secretario del Partido Comunista para la región’. Aunque esta información en específico sea cierta, hay que coger con pinzas todo lo que diga Adrián ya que como demuestra The gray zone en un análisis publicado por Ajit Singh y Max Blumenthal (3), sus afirmaciones son exageraciones sin pruebas o simples especulaciones.


Según la versión occidental, se está persiguiendo a los uigures por el mero hecho de ser musulmanes y quieren acabar con esa etnia y por el contrario, la versión China es que se está respetando a la etnia uigures, pero se está persiguiendo a todo aquel que se radicalice en el fundamentalismo islámico, metiéndoles en campos de reeducación y generando que abandonen sus ideales asesinos. Con estas 2 versiones que me han llegado, a mí me surge la siguiente duda.



II. ¿Cuáles son los hechos?


El primer hecho que me encuentro, son los ataques terroristas que han sucedido en China (4) (5):




El segundo hecho que me encuentro es que los ataques terroristas es en nombre de la independencia de Turquestán oriental (6), el cual está representado por el partido político Partido Islámico del Turquestán (7) y este es considerado una organización terrorista por La ONU (8), por la Unión Europea (9) e incluso lo fue por Estados Unidos (10) y por Reino Unido (11), Estados Unidos lo quito recientemente de las listas de terrorismo este año (12) para así perjudicar los intereses de China.


El tercer hecho que observo es el relato de ‘una uigur’ afectada diciendo (13) que le han esterilizado forzosamente.




La uigur supuestamente afectada por la esterilización forzada es Zumrat Dawut, su historia de “esterilización forzada” fue una de las muchas que Pompeo interpretó como reales y usadas como evidencia contra China. Sin embargo no ha presentado su historial médico ni voces de médicos autorizados que den validez a su relato.


El cuarto hecho son las pruebas para demostrar la tortura y la persecución de uigures, enseñando fotos como estas:




Las cuales no son reales, ya que una imagen pertenece a una manifestación en Chicago (14) manifestándose por las torturas que permitía Hu Jintao a los pertenecientes de la secta de Falun Gong y por otra parte se relata que unos militares están pegando a un joven, cuando la realidad es otra muy distinta, ya que el niño de 8 años que sale en la imagen, es cierto que fue acosado, pero no por unos militares si no por cuatro estudiantes de secundaria en la provincia de Zhejiang, en el este de China, y recibirá 90.000 yuanes como compensación. (15)


Luego, seguimos investigando y nos encontramos con críticos con China que afirman que en dicho país a los niños uigures se les atan con correas, como si fueran perros (16), inclusive hablan de ‘militares’ pegando con una vara de bambú a uigures (17), que se secuestra a niños uigures para vender sus órganos (18) e incluso se han inventado de que habían uigures desmembrados en el suelo (19) pero cuando despixelas la imagen te encuentras que solo son botellas de vino rotas que han manchado todo el suelo de rojo. Las demás afirmaciones son descontextualizaciones porque directamente ninguna de ellas son en China ni mucho menos a uigures.


Ahora toca hablar de una media verdad, ya que se han viralizado unas imágenes que muestran unas torturas (20), es cierto que son en China, pero no son en 2016, ni a uigures, esas torturas son a personas de Falun gong y cuando Hu Jintao estaba en el poder. Desde que Xi Jinping ha entrado en el poder ha fortalecido el artículo 247 del código penal (21), en el cual afirma que todo aquel que aplique tortura en las cárceles se le aplicará la pena de muerte.


El quinto hecho es el apoyo de políticos Europeos a la versión occidental como Raphaël Glucksmann (22) el cual apoyó en su momento el bombardeo de Irak y dijo que la Unión Europea debería tener más vínculos con EEUU (23), es decir, le da pena los uigures, pero si EEUU mata, secuestra y bombardea por dinero, no pasa nada. Esto demuestra que no es más que un oportunismo político, nada convincente.


El sexto hecho que me encuentro son los supuestos archivos filtrados por el New York Times (24) supuestamente pertenecientes al Partido comunista de China, es curioso el modus operandi de los medios de comunicación occidentales, publican unos papeles en chino, sin firma del presidente, ni logo, ni absolutamente nada que le de validez a estos archivos, solo la afirmación de que son dados por un dirigente del Partido comunista de China, y aun así lo publican. Es fácil darse cuenta que estos archivos son falsos ya que dicen lo siguiente “Xi pidió una "lucha total contra el terrorismo, la infiltración y el separatismo" utilizando los "órganos de la dictadura" y "sin ninguna piedad".” Es decir, el presidente de China diciendo que el país del cual él es presidente es una dictadura, cuando no es así ya que China es una meritocracia como explicaba en su momento un habitante chino en Redes Sociales (25).


El séptimo hecho y el más importante es la demostración de cómo la cantidad de uigures no han parado de crecer:



Con este hecho queda evidenciado que es imposible generar un genocidio de 3 millones de uigures y que aun así sigan aumentando al ritmo tan veloz que lo hacen.


El octavo hecho es la demostración de la vida en paz (26) y en tranquilidad de los uigures, hay infinidad de videos por las redes sociales en los cuales se pueden observar como los uigures celebran bodas (27), hacen misas (28), con muchísimos invitados, celebran el ramadán (29) e inclusive se graban mientras trabajan (30).


El noveno hecho es como en China se reconstruyen mezquitas (31) y no son destruidas como hacen creer en muchos medios de comunicación. Por otra parte el Corán se encuentra en chino y no está ilegalizado (32), como muchos hicieron creer en las redes sociales.


El décimo hecho es que en los medios se hicieron eco de este video (33).



En el que se puede observar a muchas personas detenidas y siendo trasladadas, pues se estuvo diciendo, tanto en redes sociales como en los medios, que eran uigures, cuando en realidad eran personas detenidas por haber hecho estafas piramidales (34) y ni siquiera fue en Xinjiang fue en Guizhou, que se encuentra a treinta y seis horas en coche, con una distancia por carretera de tres mil cuatrocientos cincuenta y un kilómetros.


El undécimo hecho es la explicación de un uigur de su vida en Xinjiang (35) afirmando que vive en tranquilidad y que los medios están distorsionando la realidad que vive su pueblo. Por otra parte podemos observar a una pareja que también se aventura a contar su punto de vista sobre cómo es su vivencia en Xinjiang (36). Por otra parte también podemos observar a una trabajadora uigur comentando su cansancio al oír historias de fantasías (37). Hasta una familia entera se aventura a explicar su día a día en Xinjiang (38). No solo se han grabado videos para colgarlos en redes, si no que también, muchos uigures han entrado, con una VPN (39) a Twitter (ya que dicha red social está bloqueada en China) para decir que no existe genocidio, agradeciendo la preocupación de la gente por ellos pero que no es necesario ya que están bien, y en vez de conseguir alzar su voz, al contrario esta red social les ha eliminado las cuentas (40) en más de una ocasión (41).


El duodécimo hecho es que se puede observar a Xi Jinping con personas de la raza uigur:




El décimo tercer hecho es el de un hombre uigur que compitió en el Rally Dakar (42) y terminó en el puesto 42, es curioso como en la competición no pusieron que vivía en Xinjiang, si no que únicamente decían que era de una región de China.


En el décimo cuarto hecho nos encontramos con que los campos de reeducación ya han sido cerrados (43), ya que la eliminación de la pobreza extrema en China ha generado que los terroristas se hayan quedado sin argumentos convincentes de que el enemigo a eliminar es el partido comunista de China.


En el décimo quinto hecho se debe destacar es que a los únicos ‘uigures’ que ‘ha matado’ el estado chino, ha sido a terroristas (44) cuando se le han aplicado la pena de muerte por haber cometido sus ataques a la población inocente. Es decir, que en ningún momento han sido asesinatos deliberados hacia población desprotegida, como nos intentan hacer creer, si no que tras un juicio con pruebas, se le aplica una condena tipificada en el código penal por terrorismo.


Para finalizar comentaremos el décimo sexto hecho, el cual se puede observar a los uigures en los medios chinos y en la BBC, creo que las imágenes hablan por sí solas y no necesitan mayor explicación.


En Medios chinos



En la BBC


En conclusión no hay ni una sola prueba convincente de que los campos de reeducación hayan sido negativos para China, ni que en ellos se haya torturado o perseguido a los uigures. Se ha demostrado, por una parte, que las pruebas que tienen para mostrar dicho genocidio se desmontan solas ya que son descontextualizaciones de sucesos que no han ocurrido en China o directamente invenciones, y por otra parte, con los hechos, se demuestra que estos campos de reeducación han sido decisorios para acabar con el terrorismo que desolaba a Xinjiang, los cuales mataban centenares de personas inocentes, y desde 2018 no se ha generado ningún ataque terrorista en la zona.



Notas:




Sobre el autor:


Iván Martín García es estudiante de ciencias políticas en la UNED en Fuerteventura, Islas Canarias, lugar de nacimiento. Contacto: Gmail: ivan.mg.98@gmail.com, Instagram: @ivan.mtn Twitter: @ivan_mtm.

3 comentarios

3 Comments


Edu Collin H
Edu Collin H
Sep 06, 2021

Buah, vaya artículo más triste. Mas sesgo que una apología teologica de un escolastico medieval. Tantos errores, tantas mentiras, que es imposible rebatir nada con mínimo orden. Por suerte, quien se opone a los hechos terroríficos perpetrados contra los uyghures, lo hace por cinismo ideologico, y quien los reconoce, por ser una persona normal; los datos no suelen convencer a la gente. Por tanto, me reconforta saber que pocos o nadie cambiarán de opinión con este texto. Enfin, vaya manera más absurda y estéril de remar en contra de la historia *facepalm*.

Like
Replying to

Esperamos tu contestación al artículo.

Like
bottom of page